Comerciantes de San Victorino no aguantan más la crisis

A pocos metros de la oficina de la mandataria Claudia López cientos de comerciantes informales salieron a rebuscarse el pan.

Comerciantes de San Victorino salen a vender sus productos en presencia de la Policía

La situación se presento en el día de hoy en la zona de comercio más concurrida de la ciudad de Bogotá. Los comerciantes de San Victorino ocuparon nuevamente sus sitios regulares de venta provocando aglomeración entre las personas.

Los días siguen pasando y las supuestas ayudas del gobierno y la alcaldía parece que no pueden contener los efectos de la pandemia. Para la muestra, la situación presentada hoy entre los vendedores informales.

El Instituto Para la Economía Social (IPES) de Bogotá recorrió en las horas de la mañana las calles de San Victorino. Esto con el fin de suministrar tapabocas a los habitantes y comerciantes del sector.

Con la campaña #QuédateEnCasa el IPES busca fomentar el autocuidado recalcando la importancia de permanecer en nuestros hogares. Sin embargo, la realidad que viven estas personas es diametralmente diferentes que implican otras soluciones. Lo vendedores informales de San Victorino son personas que muchas veces no tienen un techo, cuentan con un núcleo familiar numeroso o viven en situación de extrema pobreza necesitan ayudas mas tangibles. Ayudas que proporciones seguridad tanto para ellos a la hora de vender como para sus familias.

“Amanecimos recorriendo el sector de San Victorino entregando la prenda de la vida Cara con máscara médica y sensibilizando a los vendedores informales sobre la importancia de su uso y de quedarse en casa para el autocuidado y el cuidadocolectivo, el IPES trabaja por todos y todas.” Publicó a través de su cuenta de Twitter el IPES.

Es innegable que la llegada del nuevo Coronavirus a Colombia ha agudizado las crisis sociales que de antemano ya arrastraba. Muchas personas que viven del día a día son las que llevan la peor parte. Muchas veces por las dificultades para acceder a las ayudas locales y nacionales.

Por otro lado, la informalidad, que es un problema que lleva décadas de evaluación pero que hoy en día no se tiene una solución definitiva. O un camino que al menos muestre una luz de esperanza para aquellos que no han tenido acceso a una educación formal o un trabajo digno. Esta es la situación de los comerciantes de San Victorino y que de momento la Alcaldesa Claudia López no ha tomado la voz para explicar qué sucede realmente.

1 Comentario

  1. Estimados, no porque ustedes consideren al coronavirus una razón para parar de comer, quiere decir que los comerciantes no deban salir a buscar el pan de cada día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here