Big Data en Química Farmacéutica | Opinión

0
Big Data en Química Farmacéutica
Big data podrían servir como base para mejorar la planificación de requisitos, facilitando una logística farmacéutica más eficiente y rentable.

Big data son datos que contienen una mayor variedad y que se presentan en volúmenes crecientes y a una velocidad superior, normalmente en el orden de los terabytes. Dicho de otro modo, el big data está formado por conjuntos de datos de mayor tamaño y más complejos, especialmente procedentes de nuevas fuentes de datos.

Escrito por: María Camila Rúa Fontalvo y Ramiro González

Estos conjuntos de datos son tan voluminosos que el software de procesamiento de datos convencional sencillamente no puede gestionarlos.

¿Qué es Big Data?

Cuando hablamos de Big Data nos referimos a agrupaciones  de datos o combinaciones de conjuntos de datos cuyo backgound, complejidad  y   crecimiento exponencial  dificultan su captura, gestión, procesamiento o análisis mediante tecnologías y herramientas convencionales, tales como bases de datos relacionales y estadísticas contemporáneas  o paquetes de visualización, dentro del tiempo necesario para que sean útil. 

Pero la idea de esto no es solo de almacenar datos, así como así, sino que esa información que hemos ido recopilando, tenemos que analizarla y obtener resultados para poder tomar las mejores decisiones.

¿La rentabilidad?

Big Data habilita un gran mercado donde los datos se reúnen, intercambian y se venden a otros clientes. La información se ha vuelto una alternativa que permite obtener rentabilidad. Es decir, que además del beneficio que supone para la organización el poder acceder a tanta información se puede ganar dinero con ello, si se sabe cómo y se tienen buenas ideas (data science), ya que estos datos pueden venderse a otras compañías.

Le interesa: Importancia de las Energías renovables en Colombia 

Lo que comienza convertirse en un problema ético si hablamos de información personal, como enfermedades o condiciones genéticas, sin embargo, esta recopilación de información tan volumétrica y dispersa, puede ser utilizada para generar datos estadísticos y obtener tendencias específicas.

Las áreas investigativas de la salud como las direccionadas desde el sector farmacéutico se empiezan a ver beneficiadas por esta recopilación de datos masivos que ha empezado con la globalización, incluyendo en mayor porcentaje de la población la capacidad de acceder fácilmente a las bases de datos mundiales, esto, acorta la red que existe entre el paciente y el resto de la comunidad científica, optimizando los tiempos de recopilación de datos.

La big data en la industria farmacéutica

La big data empieza a beneficiar la investigación farmacéutica, cuando empieza a almacenarse en la web todo tipo de variable que funcione como indicador para un futuro estudio, esto va desde investigaciones científicas, papers, monografías, tesis, reportes que expresen resultados útiles para estudios futuro o incluso soluciones, sin embargo, esta información sigue siendo limitada pues en su mayoría se genera en condiciones optimas donde las variables son fácilmente contables, por lo que deja un velo que no deja ver mas allá de las limitaciones impuestas, sin embargo, el volumen empieza a crecer cuando se incrusta en la terminología de la ciencia el concepto de la farmacogenética.

Farmacogenética y big data

El estudio de las variaciones genéticamente determinadas en relación con la respuesta a los fármacos, es frecuentemente referido como farmacogenética, éste es un campo relativamente nuevo en la investigación farmacológica.

Los objetivos de la Farmacogenética

Uno de los principales desafíos de los farmacólogos es incrementar el conocimiento de las bases biológicas y moleculares de las variaciones individuales en la respuesta a los fármacos, esto ya que  en el uso clínico de medicamentos, se ha observado con frecuencia ineficacia terapéutica o toxicidad farmacológica, las cuales pueden presentarse en algunos individuos quienes reciben tratamiento farmacológico.

Debido a la presencia de algunas enzimas metabolizantes de fármacos, los medicamentos pueden participar como sustratos inhibidores o inductores de dichas enzimas, la actividad de éstas varía entre los individuos.

Le gustaría: La denuncia del Senador Robledo sobre la Triple A de Barranquilla

Esta tecnología se ha empleado en estudios clínicos que permiten conocer los mecanismos de las variaciones heredadas en las respuestas a los fármacos las cuales son reguladas por los genes de cada individuo de las diferentes razas, donde estas diferencias enzimáticas también pueden estar influenciadas por hábitos nutricionales o factores ambientales.

¿Y si existiera una base de datos que acumulara toda la información de cada uno de nuestros genes?

De forma personalizada existirían, más datos de cómo tratar nuestras enfermedades de manera específica, sin embargo, la información se sigue quedando corta ya que la mentalidad humana a descifrado que el manejo de las enfermedades no solo depende de la forma en que los fármacos accionan en el organismo, ni de sus genes.

Las variables que influyen

Hay miles de variables que ponen en juego la efectividad de los tratamientos, no existe una forma única de abordar una figura multivariable, la efectividad de los tratamientos se ve afectada por nuestros estilos de vida, como nuestra actividad física, el tipo de alimentación y su procedencia, el grado de contaminación de la ciudad en la que vivimos.

Todas estas variables que en la etapa de la edad contemporánea  al momento de ser solicitadas por el personal de salud no tienen un criterio contable.

La tecnología en el sector farmacéutico y químico

El sector farmacéutico y químico ha implementado la mejora de la gestión. En este sentido, a través de la tecnología utilizada ha permitido automatizar todo tipo de procesos físicos de la industria. Así, la ‘inteligencia’ del sector farmacéutico tiene una alta capacidad de monitorización y seguimiento de todo el recorrido de un producto desde que se investiga hasta que se fabrica, se envasa, se almacena, se distribuye y se vende.

Así, la gestión de stock, distribución nacional e internacional, clientes y proveedores o procesos legales cuentan con un control total mediante el software de gestión, el cual, ha visto una clara evolución en los últimos años del sector farmacéutico.

Las plantas químicas son cada vez más inteligentes y disponen de sistemas predictivos de producción, sistemas iCloud, para manejar la información con seguridad o software de movilidad que permite monitorizar y actualizar procesos desde cualquier lugar.

El futuro del Big Data

Hoy en día las farmacéuticas trabajan con muchísimos proveedores de servicios, lo que aumenta el volumen de datos generados. Esto incluye la recopilación de detalles específicos durante la manipulación y la distribución de medicamentos como, por ejemplo, la trazabilidad de extremo a extremo cuyo objetivo es también evitar la distribución de medicamentos falsificados.

Le interesa: ¿En qué afecta la guerra económica entre Estados Unidos y China a Colombia?

El procesamiento de grandes volúmenes de datos en tiempo real, el aumento del networking y diferentes algoritmos innovadores están creando la necesidad de nuevos modelos de negocio y servicios para el sector logístico. La digitalización está expandiendo su huella a través de la logística farmacéutica.

Dentro del ámbito farmacéutico, el Big Data es capaz de cruzar muchos datos de distintas fuentes como pueden ser los propios pacientes, ensayos clínicos o datos moleculares y celulares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here